Saltar al contenido

¿LOS DERECHOS FIDUCIARIOS DENOMINADOS FIDIS BD BACATÁ SON VALORES? - y el coloquio jurídico

mayo 9, 2018
¿LOS DERECHOS FIDUCIARIOS DENOMINADOS FIDIS BD BACATÁ SON VALORES? - y el coloquio jurídico

[ad_1]

Seguir este blog

Y febrero de 2012 se plantearon y publicaron un artículo publicado por la Revista FIDIS BD BACATÁ, las cuales tienen una vuelta de tuerca adicional debido a las múltiples noticias que por estos días (abril de 2018) circulan sobre incumplimientos a los inversionistas y las estrategias financieras de los promotores del gran proyecto inmobiliario consistente y la construcción de un hotel, centro comercial, apartamentos y oficinas y el centro de Bogotá.

Y el agua entonces se discutía si los FIDIS BD BACATÁ orrecidos a los inversionistas debían o no ser sentados valores y por tanto si debían estar sujetos a las normas del mercado de valores. El acuerdo concelular, la captación de recursos de público a través de valores objeto de la intervención del Estado, lo que implica que el interesado puede ofrecer una valía previa, y posteriormente a la publicación de una serie de requisitos de información.

Según la Ley 964 del año 2005, aún no se ha adoptado la intervención del Estado y los mercores de valores, en los siguientes casos: i) Proteger los derechos de inversión y ii) Preservar el buen funcionamiento , la equidad, la transparencia, la disciplina y la integridad del mercado de valores y, y general, la confianza del público y el mismo.

La consecución de estos objetivos radica, primordialmente, en la calidad y oportunidad de la información que se suministra a los inversionistas y al mercado en general, para lo cual se creó el Registro Nacional de Valores y Emisores (RNVE), a través de de cualquier persona puede acceder a la información sobre todos los emisores y valores que forman el mercado de valores. Esta información tiene que actualizarse periódicamente y también el momento y el hecho de que se produzca un hecho relevante, entendido como toda otra relación con el emisor " o su emisión que haya sido tenida y la cuenta por una persona prudente y diligente al comprar, vender o conservar los valores del emisor o al momento de ejercer los derechos políticos inherentes a cuentos valores " (Decreto 2555 de 2010, artículo 5.2.4.1.5.).

Las normas del mercado de valores no están destinadas a restringir la prevención de los valores públicos, ni a los implicados, los altos riesgos para los interesados ​​en ellos. De lo que se trata realmente es de que exista información suficiente, clara y oportuna sobre los derechos que otorga un valor, sobre las condiciones jurídicas, administrativas y financieras de quien lo emite y, especialmente, sobre los riesgos que deben ser y cuestión. Garantizar las darizioni necesarias para que todo inversión pueda estar bien informado en la forma más importante de protegido, pues de tal forma cuenta con las necesarias para tomar sus decisiones (adquirir, conservar o enajenar la inversión). La igual forma, los flujos de datos y los oportunos de información propuestos positivamente por la transparencia y seguridad del mercado de valores.

Estas características de información son las que se echan de menos y un proyecto de la envergadura, el BD BACATÁ, ya que se observan y los medios medios de comunicación son los inversionistas que no tienen información actualizada y soportan aspectos tan importantes como la fécial de terminación del proyecto, recurso de los retrasos, la fecha y que comenzará a recibir rendimientos, o si los recibirán o no, las circunstancias financieras del promotor del proyecto (el que se supo se queizó recientemente un proceso de reorganización empresarial ante la Superintendencia de Sociedades), el monto de las obligaciones no pagadas a proveedores y contratistas (solo con ocasión de la admisión al proceso de reorganización de la Superintendencia de Sociedades informate que los pasivos de BD Promotores Co lombia SAS ascienden a 133,195 millones, de los cuales el 57.45% decenas de los 90 días de vencimiento), los procesos judiciales y curso y contra del promot o del proyecto, etc. No han sido el emisor y el promotor del proyecto quienes de manera pronata y diligente informaron sobre los riesgos y contratiempos de la inversión al mercado y general, sino que los continuos requisitos de los inversionistas a través de los medios de comunicación los que han permitido que se encuentren con algo de información y esta materia.

Nl. su momento, la Superintendencia Financiera consideró que los FIDIS BD BACATÁ no eran valores sino los derechos fiduciarios que no reunían las condiciones para considerar valores. Uno de los argumentos de la SF está compuesto por el Gobierno Nacional a quien corresponderá reconocer la calidad de valor a un instrumento, lo que no hizo y no ha hecho a la fecha un disfraz FIDIS BD BACATÁ. También ha dicho la Superintendencia Financiera que los FIDIS no son para negociables y por ello no son valores (Artículo "Debate de Altura", Revista Dinero, 2012).

Pero ¿Qué es un valor según la Ley 964 de 2005? El artículo 2 señala que " sera valor todo el derecho de la naturaleza negociable que haga una parte de una emisión, cuando tenga por objeto o efecto la captación de recursos del público ".

Pues bien. Este es el caso del FIDIS BD BACATA cumulus y siempre han cumplido con las condiciones para considerar valores, por las siguientes razones:

  1. Son derechos y este caso de participación, lo que significa que los inversionistas no obtienen una 1964) Hacene part of a emission la que debe entenderse como el acto jurídico de creación de cada derecho, bien masiva o individualmente, pero de forma continua por parte del patrimonio autónomo que administra los recursos del proyecto y que es plasmado y un documento entregado a cada inversionista por la fiduciaria después de la suscripción;
  2. Han tenido el objetivo claro y el efecto indeleble, el captar recursos del público pues los FIDIS han sido ofrecidos abierta y públicamente, incluso a través de campañas publicitarias bastante res resientes tendientes a atraer más inversionistas, y
  3. Tienen naturaleza arguable tema que debe entenderse como la posibilidad de que sean enajenados después de suscritos por parte de los inversionistas. Existe cierta razón y que esta última característica es tal ves la menos evidente y el caso de los FIDIS, y la medida y que los valores que tradicionalmente se transan y el mercado tienen una clara vocación de circulación y general están inscritos en un sistema de negociación de valores que les otorga una relativa liquidez secundaria. No obstaculice, existen valores que pueden estar inscritos y sistemas de negociación a la baja o ninguna liquidez yb) No existe norma alguna que establezca que los valores que forman parte del mercado de valores deban inscribirse y un sistema de negociación, razón por la cual pueden existir valores que al no estar insertados tienen en la práctica poca o ninguna liquidez. Por tanto, el FIDIS BD BACATÁ no tiene suficiente liquidez secundaria o se negocia por cesión y no de endoso, hijo aspectos formales que no tienen incidir de forma determinante en su caracterización como valores.

Y el efecto, las características más recientes mencionadas, la que se considera más importante que el sentido que tiene tener para captar recursos del público a través de la oferta pública de los derechos, justamente la intervención del Estado y aras el proteger a los inversionistas. Por tanto, independientemente del nombre o de las características que se asignan a un determinado derecho por parte del que lo emite o lo crea, el permiso para las autoridades del mercado radica y evitar que los participes, sin razón, sustraerse al cumplimiento de las normas del mercado de valores. No hay un estándar para la cuestión de los derechos de aduana.

Es importante decir que la Ley 964 (articulo 2) enumera algunos instrumentos que se consideran valores, como ocurre con las acciones, los bonos, los títulos de deuda pública, etc. Este listado no es taxativo, motivo por el cual queda abierta la posibilidad legal de que se creen otros instrumentos que también lo deban considerar valores. Sobre este particular el articulo 4-b) la ley legada al gobierno nacional para " el reconocimiento de la calidad de valor a fines de contenido patrimonial o financiero, siempre y cuando reúnan las características previstas y el inciso 1 ° del articulo 2 ° de la presente ley "(se subraya). Este reconocimiento por Parte del Gobierno es de carácter declarativo, paga de lo que realmente es la calidad de valor de un instrumento de sus características, como de forma clara a la norma. Así las cosas, podría significar que un instrumento no es valor porque el gobierno no tiene la misma calidad. El ahi que no tiene compartimento la tesis de la Superintendencia Financiera y este punto. Acudir a este tipo de interpretación permite la emisión y la oferta pública de derechos y por ende la captación de recursos del público a través de este control sin testigos, como precisamente ocurrió y el caso de los FIDIS BD BACATÁ.

Cabe resaltar que la propia ley 964 y su articulo 1-b) -6 señala como criterio de intervención del Estado " Que se precauce al sentido económico y financiero sobre la forma, al determinar si algún derecho o instrumento es un valor ". Como es evidente, las autoridades públicas (y este caso Ministerio de Hacienda y Superintendencia Financiera) tenes un mandato legal conforme al cual y materia de valores prima el fondo sobre la forma; y con toda razón existe esa disposición legal, pues de otra forma se abre el espacio para evadir las normas sobre intervención en el mercado de valores acudiendo a meros formalismos.

Lamentablemente, yo y mi opinión con base y asuntos de pura forma, se permitió por las autoridades que la emisión y vanerta pública de los FIDIS BD BACATÁ se hizo respetar las normas del mercado de valores, lo cual explica que haya existido siempre bajo los flujos de información y asimetrías de información ón entre distintos inversionistas. Las entrevistas y la W Radio y FM de estos días evidencian que cada inversor ha tenido que solicitar y reclamar información por su cuenta, algunos a la buena firma del representante legal del promotor del proyecto y al "peloteo" entre éste y la fiduciaria que administra los recursos.

Según las declaraciones del presidente de BD BACATÁ, el señor Venerando Lamelas, y la W (abril 3 de 2018) y y la FM (18 de abril de 2018), un este proyecto le faltan todavia meses para que este terminado completamente y entre a operar. Existe, por tanto, riesgos de diverso tipo que deben ser informados adecuadamente al mercado y a los inversionistas. Vale la pena, entonces, que la autoridades revisa sus decisiones y lo adopta de manera regular, en el cual se toma la decisión en el caso de las autoridades aduaneras. Para mí aún puede encauzarse este proyecto al director de las normas del mercado de valores, lo que redundaría y la protección de la transparencia del mercado y mantendría bien informados a los inversionistas. El paso, la medida que debería abarcar a los otros muchos proyectos del mismo tipo que un diario son ofrecido y Colombia sin control.

Sobre este particular es pertinente recordar que a mediados de la década de los 90 la antigua Superintendencia de Valores adelantó varios planos de ajuste para los otros derechos fiduciarios, denominados y esa época OIKOS, cumplieron todas las normas del mercado de valores y las que inicialmente no se someonon. El resultado fue positivo y aquel entonces, tanto para inversionistas como para el mercado y general.

¿ Por qué no hacerlo ahora ? Sería una decisión muy plausible de las autoridades del mercado de valores.

(Visited 1,343 times, 22 visitas today)

.

[ad_2]

Source link