Saltar al contenido

Acusan a T-Mobile de vender teléfonos usados como si fueran nuevos

septiembre 8, 2019

[ad_1]

Acusan a T-Mobile de vender teléfonos usados como si fueran nuevos

El mercado de los smartphones necesita una renovaciĂłn urgente. La tecnologĂ­a 5G puede ser su mejor aliado, pero antes de eso hay que corregir errores graves que se han presentado entre las grandes marcas que dominan el mercado.

Samsung, por ejemplo, no hace mucho que estuvo en graves dilemas por explosiones de sus productos. Poco a poco se han ido recuperado por el incidente, pero eso no aminora que la falla fue grave y que debiĂł contenerse mucho antes de que salieran al mercado.

Apple también ha cometido errores importantes. Su iPhone con fallas en las pantallas no es un asunto menor tratåndose de que es una lovemark que en cualquier momento puede perder a sus fieles consumidores de continuar sus descuidos.

Las dos representantes mĂĄs importantes en ese momento, llevaron al mercado a una situaciĂłn crĂ­tica. Ahora el segundo lĂ­der es Huawei, que tampoco la ha pasado tan bien en los Ășltimos meses, pero mĂĄs por una cuestiĂłn polĂ­tica y comercial con el Gobierno de Estados Unidos.

NUEVOS PROBLEMAS

Al final error tras error dejan huella en la mente de los consumidores, no sĂłlo a nivel marca, sino por industria. Es por ello que una nueva falla impacta de forma importante y que colocar a T-Mobile en el “ojo del huracĂĄn” por vender telĂ©fonos usados como si fueran nuevos, no es un asunto menor.

Y es que la ciudad de Nueva York estå demandando a la marca porque presuntamente utilizó una serie de pråcticas comerciales engañosas, violando la ley de protección al consumidor de la ciudad, no una ni dos, sino miles de veces.

T-Mobile y su subsidiaria Metro, así como otros distribuidores autorizados, “se aprovecharon de los consumidores” en diversas ocasiones y esto lo concluyen luego de revisar al menos al menos en 21 casos, en los que vendieron celulares usados ​​a consumidores que pagaron por nuevos, cobrando el precio que correspondía a las piezas nuevas.

Para ser mås específicos, algunas tiendas vendieron los teléfonos y prometieron un descuento, pero agregaron ilegalmente el impuesto al costo previo al descuento, cobrando tarifas adicionales sin consentimiento de los consumidores.

“La demanda alega que T-Mobile, su subsidiaria MetroPCS NY, y más de 50 de sus distribuidores autorizados y tiendas corporativas en toda la ciudad de Nueva York violaron la Ley de Protección al Consumidor de la Ciudad miles de veces”, se lee en el sitio oficial de NYC Consumer and Worker Protection (@NYCDCA).

Por si eso fuera poco, prometieron una garantĂ­a de devoluciĂłn de 30 dĂ­as por medio de su sitio web oficial, pero al final en las “letras chiquitas” decĂ­a que en realidad la garantĂ­a sĂłlo cubrĂ­a los siete dĂ­as despuĂ©s de la compra en tiendas fĂ­sicas. Esto Ășltimo es lo que en realidad aplicaba porque los aparatos sĂłlo se podĂ­an adquirir en el punto de contacto fĂ­sico.

Todo eso coloca a la marca en vilo por una demanda grave ante un tribunal por pråcticas engañosas con los teléfonos, durante un lapso importante.

LA RESPUESTA DE LA MARCA

Ante esto, T-Mobile dijo por medio de un comunicado enviado a la prensa internacional, que retoman diversos sitios, que “Nos tomamos muy en serio estas acusaciones y continuamos investigando para poder responder a la Ciudad. Aunque no podemos comentar sobre los reclamos específicos en esta etapa temprana, lo que vemos alegado aquí está completamente en desacuerdo con la integridad de nuestro equipo y el compromiso que tienen de cuidar a nuestros clientes todos los días”.

[ad_2]

Source link