Sharing is caring!

[ad_1]

Además de la promoción de marcas, productos o empresas, las acciones de marketing y sus herramientas se pueden encaminar hacia la promoción de causas sociales y para ello puede recurrir a la generación de campañas, utilizar símbolos visuales y hacer uso de otro tipo de recursos.

Uno de los temas sociales que mayor interés generan es el acoso y el maltrato que muchas personas sufren por su condición de género, sus ingresos, color de su piel, nivel de estudios, por su identidad sexual o de género, sus discapacidades o cualquier otra condición que pudiera colocarlo en un sitio vulnerable.

Entre esas causas, está la que busca erradicar la violencia y abuso hacia personas con una identidad sexual o de género distinta a la heterosexual. Hablamos de un sector que a lo largo de los tiempos ha sido segregado en casi todas las culturas y nacionalidades y que, aún cuando ya se han alcanzado importantes victorias para homologar sus derechos, sigue siendo presa de esa ignorancia que es capaz de matar.

A través de las redes sociales se suelen difundir imágenes que dan cuenta de esta realidad que muestra expresiones de rechazo, violencia y maltrato hacia la comunidad LGBT+

Ante ello, grupos internacionales de apoyo a los derechos de grupos vulnerables han logrado consolidar el Spirit Day, una iniciativa que busca señalar y erradicar las muestras de rechazo hacia la comunidad de la diversidad sexual y de género y que ha hecho de cada tercer jueves del mes de octubre la ocasión para visibilizar esta causa.

Fue en Canadá que surgió la iniciativa que ha podido permear en otros países, como el nuestro, y que ha decidido adoptar un elemento visual como símbolo de la lucha contra la erradicación de expresiones de homofobia: el color violeta o morado, que se integra en prendas de vestir y diseños publicados a través de redes sociales y otros espacios de difusión.

La causa adquiere relevancia cuando se aprecian, a dos meses de iniciar la tercera década del siglo XXI, expresiones de rechazo y acciones de violencia que

 

//platform.twitter.com/widgets.js

!function(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;
n.queue=();t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)(0);
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, document,’script’,
‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘299458510523744’);
fbq(‘track’, ‘PageView’);

!function(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;
n.queue=();t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)(0);
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,document,’script’,
‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘255291698429929’);
fbq(‘track’, ‘PageView’);
fbq(‘track’, ‘Lead’)

[ad_2]

Source link

shares